Sanidad aboga por no sacar “rédito político” de la crisis de primaria

En pleno contexto electoral, y con todos los partidos políticos en busca de promesas que llevarse al zurrón, el secretario general de Sanidad, Faustino Blanco, ha pedido hoy “a todos” que no saquen “rentabilidad política”, ya no de la sanidad, sino de la atención primaria y del contexto de crisis permanente que vive. El responsable ministerial ha hecho esta petición bajo la atenta mirada de los 4 consejeros autonómicos que la Organización Médica Colegial (OMC) ha invitado hoy a su sede para hablar de un tema que, según Serafín Romero, presidente de la OMC, “al menos hemos conseguido que esté en la agenda política”: José María Vergeles (Extremadura), María Martín (La Rioja), Jesús Vázquez Almuiña (Galicia) y la recién estrenada en el cargo Nekane Murga, del País Vasco.

Fruto de esa voluntad de hurtar la crisis de primaria del debate preelectoral, Blanco ha agradecido la predisposición de los consejeros (los 4 presentes y todos los ausentes) para “trabajar conjuntamente” en la elaboración del Plan de Acción para Atención Primaria, un documento que, ha insistido, “no es propiedad del ministerio ni queremos apropiárnoslo, sino de todos los agentes implicados”.

A pesar de la premura del calendario y de la dimisión de los coordinadores oficiales del plan, Blanco se ha reafirmado en su idea de presentar un documento de trabajo en el Consejo Interterritorial que, previsiblemente, se celebrará el próximo 10 de abril. “Ya hemos elaborado un documento 0 y esta semana (en la reunión de los grupos de trabajo y en la propia Comisión de Recursos Humanos) hemos empezado a trabajar en el documento 1. La idea es que la tercera o cuarta versión del texto, ya más perfilada, será la que llevaremos al Interterritorial”.

Blanco recordó que entre 2012 y 2019 “se han dejado de convocar 2.500 plazas MIR del total de acreditadas para AP”

Prueba de la buena voluntad ministerial, y ante la afirmación del consejero gallego de que “llevamos tiempo peleándonos con Sanidad para que nos acredite más unidades docentes”, Blanco ha asegurado que “nuestra actitud es de prudencia, calma y serenidad, y no nos pegamos con nadie”, pero no ha desaprovechado la ocasión para dejar caer un dato: “Entre 2012 y 2019 se han dejado de convocar 2.500 plazas de formación MIR de primaria, fruto, no lo niego del contexto de crisis, pero es un hecho que puede explicar muchas cosas. En los 8 meses que llevamos en el ministerio estamos trabajando para corregir esa situación, y para intentar hacerlo, como ayer mismo en la Comisión de Recursos Humanos, analizando las necesidades de cada comunidad”.

Problemas comunes

En mayor o menor medida, los 4 consejeros presentes han aprovechado para hacer un repaso de la situación del primer nivel en sus respectivas autonomías y vender, en el caso de Galicia y el País Vasco, sus respectivas estrategias para primaria, ambas fuertemente contestadas por los profesionales.

Vázquez Almuiña ha concretado que el documento gallego de trabajo “es fruto de 21 reuniones, de la consulta a más de 120 profesionales y de una encuesta de satisfacción a más de 4.500 ciudadanos, que nos ha aportado muchas ideas”, y que se traducirá, entre otras cosas, “en la convocatoria de 60 nuevas plazas de Medicina de Familia en los próximos dos años“. En el caso del País Vasco, la oferta se eleva a “más de 80 plazas de Medicina y Enfermeria de Familia, con el objetivo de no superar las 1.400 tarjetas sanitarias“. Murga asegura que primaria es “una prioridad en la agenda sanitaria y política del Gobierno vasco, y prueba de ello es que en los próximos años haremos una inversión presupuestaria en plantillas de más de 4,6 millones de euros”.

Vergeles ha pedido a sus colegas que “despejemos el camino para que el plan ministerial dé sus frutos”

Si en algo han coincidido los consejeros es que “el agotamiento de los profesionales” -Vergeles dixit– y la falta de médicos de Familia -todos dixit– son dos de los problemas comunes en todas las comunidades. Con esos mimbres, la consejera riojana ha abogado por escuchar a los médicos, y ha asegurado qu su consejería ha predicado con el ejemplo: “Tenemos 20 zonas básicas de salud y las hemos recorrido todas, hablando con los facultativos casi uno por uno, y hemos constatado que cada zona es un mundo, con necesidades particulares, pero que en todas, y en toda la primaria española, hacen falta cosas básicas: flexibilización organizativa y empezar a hablar en serio de indicadores de calidad medibles y de resultados en salud de la población“.

En sintonía con el secretario del ministerio, el consejero extremeño ha pedido a sus colegas -presentes y ausentes- que “despejemos el camino para que el plan ministerial siga un curso sosegado, dé sus frutos en los plazos previstos y, sobre todo, se convierta en un documento vivo que vayamos actualizando”.

 

The post Sanidad aboga por no sacar “rédito político” de la crisis de primaria appeared first on Diariomedico.com.