Se puede mejorar la vacunación contra la gripe

Los datos oficiales de cobertura de la vacuna antigripal correspondientes a la campaña 2018-2019 todavía no están disponibles, pero sí las cifras estimativas a través del gripómetro (www.gripometro.es). Un año más, de los resultados se infiere que existe un amplio margen de mejora. La cobertura en el grupo diana de mayores de 65 años ha sido en España del 56 por ciento y en los profesionales sanitarios del 39,8 por ciento, todavía lejos de los objetivos marcados por la Organización Mundial de la Salud.

El laboratorio Seqirus ha organizado un simposio en Santiago de Compostela para analizar distintos aspectos relacionados con las vacunas antigripales, desde las coberturas actuales y las estrategias que se promueven en distintos países hasta el futuro en España.

Una de las mesas redondas, la moderada por Xurxo Hervada Vidal, director de Salud Pública de la Xunta de Galicia, respondía al título ¿Podemos vacunar mejor?. La respuesta es sí. Los expertos que han participado en el debate han coincidido: la evidencia científica no se está trasladando a la acción práctica, que es la vacunación. Es preciso cambiar de táctica para mejorar los resultados, las habituales campañas no son suficientes.

“Podemos sacar la misma conclusión que todos los años: hay mucho margen de mejora. Es difícil esperar algo distinto si no hacemos algo diferente. Es evidente que la campaña de vacunación antigripal es un concepto clásico, ha alcanzado su techo, tenemos que reinventarnos”, ha comentado Federico Martinón Torres, jefe del Servicio de Pediatría del Hospital Clínico Universitario de Santiago.

Vacunación obligatoria para los sanitarios

Este especialista cree que falta concienciación por parte de los profesionales sanitarios, “a los que hay que exigir mucho más”. Incluso defiende que su inmunización tendría que ser obligatoria: “Mi opinión personal es que la vacunación de gripe en el profesional debería ser obligatoria o al menos adoptar medidas alternativas de protección de sus pacientes, como que el médico consulte con mascarilla durante la estación de gripe, tal y como se hace en otros países”.

“La vacunación antigripal es un concepto clásico. Debería ser obligatoria o al menos adoptar medidas alternativas de protección de los pacientes”, ha defendido Federico Martinón, del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela

Además, considera que existe poca coordinación para ofrecer información y educación sobre la enfermedad: “Es triste morir de gripe existiendo vacuna y, sin embargo, cada año la gran mayoría de los que fallecen por gripe tendrían que haberse vacunado y no lo hicieron”.

María Fernández-Prada, del Servicio de Medicina Preventiva y Salud Pública del Hospital Vital Álvarez Buylla, de Mieres (Asturias), sostiene que no hay alineación en los mensajes que transmiten los profesionales. Surgen opiniones divergentes porque la vacuna no es cien por cien efectiva, pero recuerda que la evidencia es que evita muertes y hospitalizaciones: “Hemos detectado que hay deficiencias de formación en vacunas a nivel de grado y posgrado porque son algo transversal, no tienen materia propia”.

“Hemos detectado que hay deficiencias de formación en vacunas a nivel de grado y posgrado porque son algo transversal, no tienen materia propia”, ha significado María Fernández-Prada, del Hospital Vital Álvarez Buylla, de Mieres

Mejorar la formación

Por ello, una de sus propuestas es mejorar la formación en todos los servicios, que sea obligatoria y reglada. También que se infiltre contenido de peso en vacunas en los programas de grado y que se facilite la inmunización con medidas como la instaurada en el Área de Avilés con una unidad móvil que lleva la vacuna a todos los puntos del hospital, con lo que se ha podido incrementar la cobertura del 16,2 al 54,85 por ciento.

Por otra parte y con respecto a la población general, defiende que se mejoren las campañas de sensibilización positiva, destacando los beneficios y, si no es suficiente, que se recurra a las campañas de sensibilización negativa, mostrando los riesgos.

Víctor del Campo, jefe del Servicio de Medicina Preventiva del Hospital Álvaro Cunqueiro, de Vigo (Pontevedra), ha lamentado la falta de concienciación también en los mayores de 65 años: “Nos creemos inmunes a cosas que van asociadas a la edad”. Ha presentado algunos datos significativos: en España, de los ingresos hospitalarios graves por gripe, más del 60 por ciento corresponden a mayores de 65 años y el 90 por ciento de los fallecimientos por esta enfermedad son de personas que pertenecen a este grupo.

Este experto coincide en que el papel de los profesionales es clave: “Los sanitarios tenemos que ser proactivos porque la vacuna es una medida preventiva de primer orden. Sabemos que cuando una persona se vacuna todos los años, aumenta el efecto preventivo frente a los cuadros graves”. La vacuna evita el 70 por ciento de las muertes en el hospital y el 75 por ciento de los ingresos en la UCI.

“Sabemos que cuando una persona se vacuna todos los años aumenta el efecto preventivo frente a los cuadros graves”, ha comentado Víctor del Campo,  jefe del Servicio de Medicina Preventiva del Hospital Álvaro Cunqueiro, de Vigo

En cuanto a la posibilidad de que la vacuna se pueda administrar en las oficinas de farmacia para aumentar la cobertura estima que es “una alternativa a explorar”, aunque su opinión es que no supondría un cambio importante porque, a diferencia de lo que sucede en otros países donde se ha implementado esta medida, como Francia, nuestra estructura de atención primaria es muy accesible.

Necesaria para las embarazadas y universal para los niños

Las vacunas de la tosferina y la gripe son recomendadas para las mujeres embarazadas. Sin embargo, la cobertura es mucho mayor en la primera. En 2017, se inmunizaron frente a la tosferina el 82,7 por ciento, mientras que contra la gripe lo hicieron 27,6 por ciento. María Fernández-Prada cree que esta diferencia obedece a que la vacuna de la tosferina se enfoca a la salud del niño y la de la gripe a la de la embarazada.

Propone que el mensaje se haga extensivo a los beneficios que tiene para el niño, además de estudiar con más detalle el impacto de la gripe en el recién nacido. Los estudios demuestran que, cuando la madre se vacuna, el niño nace con anticuerpos del virus H1N1 de la gripe, evitando la enfermedad en el bebé.

En el caso de los niños, en nuestro país sólo se inmunizan a los pertenecientes a los grupos de riesgo. Federico Martinón aboga por que se considere seriamente la vacunación universal de los niños, como ya se hace en Reino Unido o Finlandia: “No es solo la protección de los niños, que debe ser lo prioritario, sino que a través de la vacunación de los niños, protegemos al resto de la población”.

The post Se puede mejorar la vacunación contra la gripe appeared first on Diariomedico.com.