SegurCaixa Adeslas crea un fondo de 160 millones para sus prestadores sanitarios

Empresas
nuriamonso
Apoyo a los autónomos
Médico consultando a una compañera una prueba.
Médico consultando a una compañera una prueba.

SegurCaixa Adeslas ha decidido dotar un fondo de apoyo de 160 millones de euros para facilitar liquidez a los profesionales de su cuadro médico y prestadores hospitalarios afectados por la crisis de la COVID-19.

La medida va en la línea solicitada por la Unión Profesional de Médicos de Ejercicio Libre (Unipromel) y la Organización Médica Colegial (OMC), que han expresado su preocupación por el impacto financiero que tendrá en el sector la pandemia.

Adeslas ha planificado diferentes actuaciones, como la agilización de los plazos de liquidación de las prestaciones realizadas o la concesión de anticipos adaptados a las necesidades de cada prestador.

No obstante, éstos se efectuarán con cargo a la actividad asistencial futura que realicen para la compañía en los 18 meses siguientes a la finalización del estado de alarma.

El fondo servirá para financiar este tipo de acciones, siempre de acuerdo a las necesidades que hagan llegar los prestadores sanitarios.

Además, se han proporcionado los medios para habilitar la consulta por teléfono y la videoconsulta al cuadro médico para la atención de los pacientes, evitando desplazamientos y riesgos de contagio tanto para profesionales como para asegurados.

La OMC quiere que se garantice el 75% de los ingresos

Este fondo se une al puesto en marcha por la mutualidad profesional Mutual Médica, que destinará 2 millones de euros para ayudar a sus mutualistas durante la actual crisis provocada por el Covid-19

Por otra parte, un centenar de entidades aseguradoras han aportado 37 millones de euros a un fondo coordinado por la patronal del sector Unespa para suscribir un seguro de vida colectivo que cubrirá el fallecimiento por causa directa del Covid-19 de quienes cuidan de la salud de todos los ciudadanos en la presente crisis sanitaria, así como un subsidio para los que resulten hospitalizados.

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Serafín Romero, ha dirigido una carta a los máximos responsables de UNESPA, Sanitas, Asisa, SegurCaixa Adeslas y DKV, en la que les hace una serie de propuestas con el fin de garantizar la viabilidad económica de médicos integrados en sus cuadros y el mantenimiento de la cobertura sanitaria de sus asegurados. 

"Teniendo en cuenta que el pago de la facturación de las compañías suele hacerse a 60 días, es de prever que el descenso de ingresos profesionales, aunque no inmediato, será enorme cuando llegue el periodo de facturación de los días afectados por el estado de alarma", apunta la OMC.

Para evitar situaciones de insolvencia o cierre de actividad, se sugiere establecer un criterio de pago excepcional durante el periodo de duración del estado de alarma.

Las fórmulas deberían garantizar al profesional un ingreso para mantener los costes fijos de su consulta o centro sanitario (personal a su cargo, electricidad, impuestos…) por asumir la atención de urgencias y casos no demorables de los asegurados, garantizando el mantenimiento del servicio en un futuro y evitando el cierre.

Para ello, sería necesario obtener al menos el 75% de la media de ingresos habitual, según la OMC.

Esta garantía de ingresos podría repartirse de forma consensuada mediante una parte a cuenta del pago del mantenimiento de la consulta y la atención a los pacientes no demorables y otra a descontar del previsible aumento de actividad una vez se normalice la situación.

El objetivo es facilitar liquidez a los profesionales de su cuadro médico y prestadores hospitalarios afectados por la crisis de la COVID-19. coronavirus Off Redacción. Madrid Empresas Off