Sindicatos lamentan la falta de datos sobre agresiones

Es complicado establecer un diagnóstico y, con ello, un tratamiento, cuando falta información. Es la impresión de los sindicatos del Ámbito de la Negociación, que se han reunido hoy con representantes de los ministerio de Sanidad e Interior para conocer las estadísticas de años anteriores.

No obstante, los datos tienen carencias. Primero porque las bases son distintas: el Ministerio de Interior sólo contabiliza las agresiones que han llegado a la denuncia (322 casos según los recuentos de Policía Nacional), un número mucho menor a todos los incidentes que registran los servicios sanitarios. En teoría, ha habido unos 6.400 episodios en 2017 y 6.380 en 2018, pero Antonio Cabrera, portavoz de Sanidad de CCOO, denuncia que “cuatro comunidades no han facilitado aún los datos, por lo que es difícil hacer un diagnóstico”.

CCOO sí se ha fijado en que, según interior, parece haber una mayor incidencia en verano y en las zonas costeras, y si bien los datos de Sanidad no son lo suficientemente completos como para hacer un paralelismo, Cabrera cree que es un indicativo de que “el detonante de las agresiones es la presión asistencial, y eso se resuelve con más recursos y sustituciones, y no con medidas punitivas”.

Javier Martínez, presidente de Sanidad de CSI-F, apunta que las agresiones de 2018 podrían superar las 6.500. Comparte las quejas de Cabrera acerca de la falta de información: “El lugar de dar los datos de viva voz, nos los tendrían que facilitar. Los queremos no para criticar, que si hay que hacerlo lo haremos, sino para sumar nuestras propias aportaciones”.

Por otra parte, lamenta que las únicas medidas preventivas planteadas sean las que ya se consensuaron en 2013: “Han pasado ya 6 años, creemos que se podrían revisar, porque nuestros estudios internos indican que las agresiones han aumentado ligeramente”.

“Lo que va a hacer Policía Nacional es marcar dónde están los puntos negros de las agresiones, lo que me parece necesario, pero no lo único”, opina Gracia Álvarez, secretaria de Sanidad de UGT. Explica que “según ha señalado el representante del Ministerio del Interior, y yo estoy de acuerdo, las agresiones que acaban en una denuncia policial son en el fondo la punta del iceberg de una situación de crispación y conflicto, que creo que es lo que tenemos que abordar realmente”.

Por otra parte, el sindicato considera que puede ser conveniente revisar los ítems de los formularios de recogida de los episodios violentos y, una vez recopilados todos los datos, analizar y contextualizar. “Andalucía suele salir en términos absolutos como la autonomía con más agresiones, pero al ser tan grande, lo esperable es que haya más problemas que en La Rioja, por ejemplo”.

Por lo demás, la actividad con los sindicatos parece parada: “Habíamos marcado cuatro reuniones para el primer trimestre y ésta es la primera, y no era ni siquiera la más prioritaria: preferíamos haber visto el tema de las especialidades de Enfermería o la recopilación de datos de la macro OPE, que para nosotros es esencial”, explica Cabrera.

The post Sindicatos lamentan la falta de datos sobre agresiones appeared first on Diariomedico.com.