TAVI iguala o supera a la cirugía en pacientes con bajo riesgo quirúrgico

Dos estudios que acaban de publicarse en The New England Journal of Medicine, coincidiendo con su presentación en la reunión científica del Colegio Americano de Cardiología (ACC), que se está celebrando en Nueva Orleans, demuestran que el reemplazo valvular transaórtico con catéter (más conocido por las siglas TAVI) es igual o mejor que la cirugía, en los pacientes con estenosis aórtica que son buenos candidatos a la cirugía.

Uno de esos ensayos, Evolut Low-Risk, estudió el implante de válvulas autoexpandibles en pacientes con estenosis aórtica grave y bajo riesgo para la cirugía. Michael Reardon, del Centro Metodista Cardiovascular DeBakey de Houston, en Texas, es el coautor principal de este estudio multicéntrico. Un total de 1.468 pacientes con una edad media de 74 años fueron asignados a recibir bien el TAVI o la cirugía, y durante dos años se analizó el riesgo de fallecimiento o de ictus grave. Finalmente, el grupo de la válvula registró un 5,3% de muerte o de accidente cerebrovascular incapacitante, frente al 6,7% del grupo de la cirugía, lo que se define estadísticamente como una demostración de no inferioridad de la sustitución valvular comparada con la cirugía.

Más contundente ha sido el ensayo Partner 3, en el que la válvula cardíaca expandible con balón resultó mejor que la cirugía en la prevención de muerte, ictus y reingreso hospitalario al año de la intervención. Los investigadores analizaron a 1.000 pacientes con una edad media de 73,4 años, procedentes de 71 centros con estenosis aórtica grave y un riesgo asociado a cirugía menor del 2% (por debajo del 4% se define como bajo). Los enfermos recibieron bien el TAVI expandido con balón o bien la cirugía de reemplazo valvular. Al año, el 8,5% de los pacientes en el grupo del TAVI habían fallecido, sufrido un ictus o habían sido reingresados por algún problema cardíaco o una complicación quirúrgica, frente al 15,1% del grupo intervenido quirúrgicamente, lo que implica una reducción del 46%.

El autor principal de este ensayo, Martin B. Leon, director del Centro para la Terapia de Intervención Vascular en el Hospital Presbiteriano Irving de la Universidad de Columbia en Nueva York, afirma que “cuando se introdujo el TAVI, se veía como una alternativa para los pacientes que estaban demasiado débiles para someterse a una cirugía a corazón abierto. Los hallazgos que presentamos hoy sugieren que puede ser superior a la cirugía incluso en los enfermos que están en buenas condiciones para recibir la cirugía”. Con todo, Leon admite que “la principal limitación de este estudio es que los resultados reflejan datos de un año, lo que no es suficiente para evaluar a largo plazo el reemplazo valvular. Los pacientes se seguirán al menos durante diez años para que podamos tener datos a largo plazo que comunicar a la comunidad médica”.

The post TAVI iguala o supera a la cirugía en pacientes con bajo riesgo quirúrgico appeared first on Diariomedico.com.