home Otorrinolaringología Un nuevo sistema para rehabilitar a los pacientes con vértigo

Un nuevo sistema para rehabilitar a los pacientes con vértigo

El vértigo y el mareo son dos motivos de consulta muy frecuentes, al afectar a un 30% de la población general en algún momento de sus vidas. Estas alteraciones disminuyen la calidad de vida, incapacitan al paciente hasta el punto de verse afectado para realizar sus actividades diarias y aumentan el riesgo de caídas, sobre todo en ancianos. La inestabilidad o alteración del equilibrio puede tener su origen en el aparato vestibular localizado en el oído, pero también puede ser un síntoma de otras enfermedades localizadas en órganos diferentes.

El Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Universitario de Torrevieja, en Alicante, está desarrollando un abordaje que incluye tanto un diagnóstico correcto como un tratamiento que, en muchos casos, está enfocado en la rehabilitación del sistema vestibular. Para facilitar ese enfoque, cuenta con un sistema que analiza cómo afecta la enfermedad del paciente a la estabilidad y control postural, estima el riesgo de caída y ofrece un plan de ejercicios personalizado para las sesiones de rehabilitación. “El sistema que hemos incorporado es útil en la rehabilitación de trastornos del equilibro de origen vestibular, pero también ayuda en la inestabilidad relacionada con el envejecimiento, la enfermedad de Parkinson y los accidentes cerebrovasculares”, explican Mónica del Valle Rodríguez Briceño y Carmen Bécares Martínez, responsables de la consulta de vértigo del centro.

El sistema consta de un cinturón provisto con un giroscopio y cuatro almohadillas vibradoras. Según exponen a DM Rodríguez Briceño, “el dispositivo efectúa un análisis de la estabilidad del paciente tomando como referencia la aceleración angular del cuerpo en el plano sagital y horizontal en diferentes ejercicios o situaciones (de pie ojos abiertos, de pie ojos cerrados, caminando sobre superficie estable o inestable…). El resultado del análisis de la prueba indica el riesgo de caída en porcentaje y el componente visual, vestibular y propioceptivo asociado al déficit del equilibrio”.
El dispositivo se puede usar también como herramienta de feedback “para rehabilitar y tratar a personas con un control del equilibrio insuficiente para mejorar su postura y marcha y poder evitar caídas”, añade Bécares Martínez.

Los seis peores resultados en las pruebas diagnósticas se transfieren a la unidad central del cinturón y se planifican unas ocho o diez sesiones de rehabilitación. “La unidad central registra el balanceo corporal durante los ejercicios de rehabilitación y activa un estímulo vibratorio en la dirección del balanceo excesivo del cuerpo. La vibración está correlacionada con el grado de balanceo del cuerpo: cuanto más se superan los valores individuales preestablecidos, más fuerte es el estímulo vibratorio”, apunta Rodríguez Briceño.

Esta información adicional puede ser procesada por el cerebro para conseguir una estabilidad normal en el apoyo y la marcha en un periodo más corto de tiempo que con otros programas de entrenamiento. Este sistema también es útil para aquellas personas interesadas en conseguir un alto rendimiento del equilibrio (por ejemplo los esquiadores profesionales o los atletas). “Con él se mejoran las habilidades motoras del equilibrio, si se programa el equipo para tratar de forma selectiva el tronco o las extremidades inferiores”, enfatiza Bécares Martínez.

Compatible

El sistema Vertiguard ofrece una rehabilitación para la inestabilidad postural dinámica y fisiológica, relativamente sencilla de ejecutar y adecuada para pacientes mayores. Además, es un sistema compatible con otros sistemas de rehabilitación vestibular que se implanten. “La rehabilitación vestibular es un conjunto de ejercicios destinados a capacitar la plasticidad del sistema nervioso central en los pacientes con trastornos del equilibrio. Su fin es mejorar la estabilidad, la calidad de vida y disminuir el riesgo de caídas. La rehabilitación comprende ejercicios motores, oculares y vestibulares que activan receptores periféricos del equilibrio, que a través de la habituación, repetición y adaptación logra mejorar la estabilidad. Estos ejercicios pueden ser realizados por el paciente en su propio domicilio o en el hospital, y otros ejercicios necesitan de un apoyo instrumental”, concluyen estas especialistas.

Cabe destacar que, según una encuesta publicada en el año 2014 en Acta Otorrinolaringológica Española, solo la mitad de los centros con Unidad de Otoneurología cuentan con rehabilitación vestibular instrumental, lo que sitúa al Hospital de Torrevieja a la vanguardia del tratamiento rehabilitador de los trastornos del equilibrio.

The post Un nuevo sistema para rehabilitar a los pacientes con vértigo appeared first on Diariomedico.com.