home Urologia Un sistema basado en vapor de agua trata con seguridad la hiperplasia benigna de próstata

Un sistema basado en vapor de agua trata con seguridad la hiperplasia benigna de próstata

El abordaje quirúrgico de la hiperplasia benigna de próstata (HBP) cuenta cada vez con más opciones. Una de las recientes, y que acaba de incorporar el Hospital Universitario del Henares, en Coslada, es el tratamiento termal basado en el vapor de agua. Este procedimiento utiliza un dispositivo portátil que aplica energía de radiofrecuencia a unas pocas gotas de agua para generar vapor. El vapor de agua se inyecta en el tejido prostático, que es el causante de la obstrucción del flujo de orina desde la vejiga, convirtiéndose de nuevo en agua, lo que finalmente libera la energía que almacena el vapor en las membranas celulares, causando la muerte celular. Con el tiempo, el organismo absorbe el tejido tratado como parte del proceso natural de curación. Se trata de una intervención que se emplea ya en varios centros españoles, y en diversos países europeos, como Suecia, Alemania y Reino Unido.

La intervención se lleva a cabo a través de la uretra y no requiere ingreso, por lo que puede realizarse de forma ambulatoria y en un tiempo mínimo, apenas diez minutos dependiendo del tamaño de la próstata, y preserva la función sexual del varón. Tampoco produce sangrado ni durante el tratamiento ni después, indican los especialistas del citado hospital. Como describen, tras aplicar anestesia local y medicación sedante al paciente, se introduce, a través de la uretra, el instrumental que permite aplicar, bajo visión directa, distintas inyecciones en la próstata (habitualmente, cada una implica unos 9 segundos), mediante las cuales se introduce el vapor de agua.

Manuel Fernández Arjona, del Servicio de Urología del Hospital del Henares, de Coslada.

Manuel Fernández Arjona, del Servicio de Urología del Hospital del Henares, de Coslada.

Está especialmente indicado en aquellos pacientes que presentan un elevado riesgo anestésico y quirúrgico, los que siguen un tratamiento antiagregante o anticoagulante y no puede suspenderlo, los que no toleran o rehúsan tomar tratamiento oral de forma crónica, y, en general, aquellos que no respondan a tratamiento médico y prefieran una alternativa menos traumática y con menos complicaciones que las opciones quirúrgicas convencionales. Manuel Fernández Arjona, jefe del Servicio de Urología del Hospital del Henares, expone a DM que este tratamiento se podría aplicar en más de un 80% de los pacientes con HBP con indicación quirúrgica. “De confirmase su eficacia, tal y como indican los estudios hasta ahora realizados, esta técnica puede ocupar un espacio importante en el tratamiento quirúrgico de la HBP”, concluye.

Los estudios realizados han demostrado su utilidad en pacientes con próstatas de 30-80 cc, independientemente de presentar crecimiento del lóbulo medio prostático, y una gran seguridad, con una muy baja tasa de efectos secundarios y/o complicaciones, manteniéndose en más del 90% la eyaculación, función frecuentemente alterada por los tratamientos médicos y/o quirúrgicos convencionales. Uno de los últimos estudios sobre la terapia termal con vapor de agua, llevado a cabo por investigadores estadounidenses, y que se ha publicado en Urology, mostró una tasa de retratamiento del 4,4% de los casos durante los cuatro años de seguimiento.

La HBP afecta a un 50% de la población masculina entre los 51 y 60 años de edad, y hasta el 90% de los hombres mayores de 80 años. Las técnicas quirúrgicas predominantes en los hospitales españoles, recuerda Arjona, son la resercción transuretral (monopolar y bipolar), la vaporización prostática (con láser verde o laser tulio) y, en el caso de próstatas de gran tamaño, la enucleación prostática (con láser holmium).

The post Un sistema basado en vapor de agua trata con seguridad la hiperplasia benigna de próstata appeared first on Diariomedico.com.