Una guardia de primaria en Madrid ‘vale’ menos de la mitad que en Murcia

Las horas de atención continuada (más conocidas como guardias) en Madrid le salen a la Administración sanitaria autonómica muy baratas, al menos en comparación con lo que el Servicio Murciano de Salud (SMS) paga a sus médicos del primer nivel. Concretamente, la diferencia del precio de la hora de guardia en primaria en ambas comunidades en el presente ejercicio está en 16,76 euros… en favor de los médicos murcianos, que cobran por este concepto más del doble que los madrileños, los más pobres del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Éste es uno de los datos que el Sector de Sanidad del sindicato CSIF ha puesto esta mañana sobre la mesa para denunciar las “enormes diferencias retributivas” existentes en el SNS, unas diferencias que todos los informes salariales de CESM y de la Organización Médica Colegial (OMC) vienen denunciando en vano desde hace años. Dada la disparidad de conceptos retributivos existentes en el SNS y la dificultad de comparar categorías homogéneas, CSIF ha basado su informe en el precio de la hora de guardia, “un concepto salarial y una actividad común en todos los servicios de salud”, como ha recordado Javier Martínez Martínez, presidente nacional del Sector de Sanidad del sindicato.

El sindicato de funcionarios habla de una tasa récord de temporalidad en la sanidad pública del 23%

Tras Murcia, que paga a sus médicos de primaria 28,26 euros por hora en día laborable, se sitúan como mejores pagadoras Castilla La Mancha (27,98 euros/hora) y Baleares (27,05 euros/hora). A la cola, y sólo ligeramente por delante del farolillo rojo de Madrid, están Andalucía (17,42 euros/hora) y Ceuta y Melilla (19,14 euros/hora).

Extrapolando estos parámetros a un total de tres guardias mensuales de 17 horas en días laborables (la cifra media de horas de atención continuada), un médico de Familia en Murcia ganaría 1.441 euros al mes, frente a los 586,76 que ganaría por el mismo trabajo un colega de Madrid.

El último estudio que presentó, el pasado febrero, el Centro de Estudios del Sindicato de Médicos de Granada (que periódicamente radiografía la situación retributiva del SNS) manejaba idénticas posiciones entre los peores y los mejores pagadores y cantidades similares. Con datos correspondientes a 2018, ese estudio cifraba en 16,86 euros el precio de la hora de guardia en día laborable (el más bajo) y en 27,63 euros el de Murcia. La diferencia entre ambos servicios de salud estaba, pues, en un 63,88%.

Martínez Martínez denuncia un “éxodo profesional” desde los servicios que peor pagan a los que mejor

Y las diferencias en el nivel hospitalario, según el informe de CSIF, son similares a las del primer nivel. En el caso de los facultativos especialistas de área (FEA), también es Murcia la que mejor retribuye el precio de la hora de guardia (28,26 euros), aunque, en este caso, es Andalucía la que se sitúa a la cola del SNS, con sólo 17,24 euros por hora. Si se hace la misma extrapolación que en primaria, un médico hospitalario de Andalucía cobraría 562,02 euros menos al mes por 3 guardias mensuales de 17 horas que un facultativo que las haga en un hospital del SMS.

Con este panorama, el presidente de Sanidad de CSIF, ha hablado de “un tremendo caos en el sistema sanitario público. Hay un éxodo de trabajadores desde las comunidades que más pagan hacia las que menos. En Castilla y León, por ejemplo, se fueron el último año cien especialistas, 600 enfermeros y 200 técnicos de cuidados”. Y un trasvase parecido se produce, según Martínez Martínez, entre La Rioja y el País Vasco o Navarra, o entre Andalucía y Murcia.

117.000 profesionales nuevos

Más allá de la heterogeneidad retributiva, Encarna Abascal, secretaria de Prevención de Riesgos Laborales del sindicato, ha denunciado que la sanidad pública española “ha destruido un total de 50.000 empleos (en todas las categorías profesionales) desde el final de verano (septiembre y octubre), según datos de la Seguridad Social. A esta cifra se une una tasa de temporalidad del 23%, que marca récords, y que ya está muy cerca de la que se registra en el sector privado”. A estos datos, el informe de CSIF suma el retraso (en la convocatoria y resolución) de las ofertas de empleo público (OPEs). “De las casi 145.000 plazas temporales que se cuantificaron en 2017, sólo se han ejecutado el 50%, y de las ejecutadas, todavía hay miles de profesionales pendientes de incorporación a su puesto de trabajo”.

En esta tesitura, Abascal estima que el SNS necesita “al menos unos 117.000 profesionales sanitarios nuevos en todo el país, una cifra que resulta de sumar las plazas sanitarias aún pendientes de convocar y los puestos de trabajo destruidos por las tasas de reposición existentes en todas las autonomías en los últimos años”.

 

The post Una guardia de primaria en Madrid ‘vale’ menos de la mitad que en Murcia appeared first on Diariomedico.com.