Unión de robótica y ‘big data’, revolución en manejo endoscópico

Desarrollar un abordaje mínimamente invasivo de forma más segura y estandarizada buscando aplicar un procedimiento más funcional y efectivo dentro del concepto de una cirugía personalizada, ha sido uno de los escenarios ideales planteados por los profesionales reunidos en el XXVII Congreso de la Asociación Europea de Cirugía Endoscópica, el mayor evento de esta especialidad, que se ha celebrado en Sevilla y ha acogido a más de 1.500 profesionales. “La calidad de la visión del interior de la cavidad abdominal es esencial para avanzar y poder ver más allá de nuestros ojos pero, además, hay grandes adelantos en la energía utilizada para sellar los vasos que reduce el tiempo quirúrgico y facilita la disección de los tejidos, nuevas grapadoras para las anastomosis que aportan mayor seguridad y nuevos robots que aportan efectividad y ergonomía”, ha declarado a DM Salvador Morales Conde, jefe de Servicio de Cirugía de Quirónsalud Sagrado Corazón, de Sevilla, y presidente de la citada reunión.

Dentro de la cirugía mínimamente invasiva se han desarrollado grandes innovaciones que han permitido llevar a cabo intervenciones más seguras y eficaces, sobresaliendo entre ellas “la energía que utilizamos, los sistemas avanzados conectados a ordenadores que permiten saber cuándo seccionar un vaso sanguíneo sin que sangre, las nuevas suturas en forma de hilos y grapadoras, la minilaparoscopia o el puerto único”.

Futuro a corto plazo

Actualmente, hay dos grandes conceptos que podrían llegar, por sí mismos, a ser grandes revoluciones. “Por un lado, la robótica, pero no como la concebimos actualmente, sino unida al concepto de big data, es decir, un robot que podemos manejar conectado a grandes bases de datos que nos ayuden a tomar decisiones gracias al conocimiento que ofrecen los aprendizajes que vamos haciendo”, asegura Morales.

El consenso europeo de manejo del paciente bariátrico ha establecido recomendaciones e indicaciones de las distintas técnicas

Además, destaca “la cirugía guiada por la imagen, es decir, como si estuviéramos trabajando dentro de un atlas de anatomía donde se marcarán las estructuras anatómicas o incluso saber si a esas estructuras, por ejemplo, les llega bien el flujo sanguíneo”. A su juicio, todo lo que viene “es emocionante, progreso sin riesgos, lo que aporta un gran valor al sistema donde también debemos medir los costes y que sea compatible con el medio ambiente”.

La planificación quirúrgica seguirá siendo fundamental. Las pruebas de imagen preoperatorias ayudarán a esa planificación, ya que estas imágenes serán procesadas permitiendo crear impresiones en 3D o realizar reconstrucciones anatómicas para identificar las relaciones con las estructuras que contactan, por ejemplo, a un tumor maligno. En este sentido, la impresión 3D ayudará para prever complicaciones y practicar la cirugía antes de llegar al campo quirúrgico, y la realidad aumentada permitirá superponer imágenes sobre el campo quirúrgico como guía durante el procedimiento quirúrgico.

Además, la endoscopia flexible será un elemento clave para apoyar el procedimiento quirúrgico y obtener unos buenos resultados. “No se trata de entrar en competencia con los gastroenterólogos endoscopistas, sino de colaborar con ellos y encontrar puntos de encuentro que favorecerán los procedimientos”, apunta Morales.

Consensos analizados

Los profesionales han presentado nuevos trabajos sobre productos innovadores, análisis prospectivos que, según el presidente del congreso, cambiarán la forma de concebir la cirugía, así como investigaciones sobre la consolidación y estandarización de los procedimientos. Una de las grandes presentaciones del congreso ha sido el consenso europeo sobre el manejo del paciente bariátrico. Tras meses de trabajo, profesionales de distintos países han analizado toda la literatura científica existente en este ámbito con cuyos datos han elaborado las recomendaciones de manejo del paciente obeso estableciendo las indicaciones de las diferentes técnicas en función de las características de cada paciente, la comorbilidad que presenta y sus hábitos. El objetivo: lograr unos mejores resultados en los abordajes bariátricos.

Liderazgo comprometido

Salvador Morales.

Como presidente electo de la Asociación Española de Cirujanos (AEC), Salvador Morales propone fomentar el espíritu docente e investigador como claves del avance de la cirugía y adaptar la asociación a los nuevos tiempos en su estructura y funcionamiento. Para ello, defiende la utilización de las nuevas tecnologías a fin de llevar a cabo una labor más efectiva en la formación de cirujanos y promocionando la innovación en cirugía como tal. “Sobre la innovación asociada al acto quirúrgico, tenemos la misión de mostrarla, enseñarla y trabajar en expandirla en nuestro país de una forma académica, científica y responsable para poder ser aplicada adecuadamente para mejorar los resultados de nuestros actos”. Se añade una clara apuesta por la investigación, las becas, facilitando las conexiones internacionales o su desarrollo. “Estamos en la línea de una asociación moderna, adaptada a los nuevos tiempos, con proyección internacional, donde la calidad asistencial mejorará de forma exponencial”.

The post Unión de robótica y ‘big data’, revolución en manejo endoscópico appeared first on Diariomedico.com.