Valencia aumenta la variable, pero CESM dice que sigue sin ser “incentivadora”

La Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana ha abonado en la nómina de mayo el complemento de productividad variable correspondiente a 2018 y, a tenor de los resultados económicos, sigue moviéndose en cifras que no permiten considerarla como excesivamente “incentivadora”. Según los datos facilitados a DM por la consejería, la media para el grupo A1, que incluye a los médicos, se sitúa en 655,54 euros, lo que supone un incremento de 1,04 euros respecto a 2017 (654,50). Ese incremento rompe la tendencia a la baja de los tres últimos años, pero no es un avance que invite al optimismo, sobre todo porque, según los cálculos realizados por el Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana (CESM-CV), la media de productividad estrictamente del colectivo médico estaría rondando los 576 euros. Por ello, desde el Sindicato Médico la han tildado de “ridícula” y “desincentivadora”.

Aparte del simbólico incremento en el grupo A, la productividad del resto de las categorías ha bajado

Desde la consejería se ha destacado el “importante esfuerzo” realizado al incrementar la partida presupuestaria destinada a dicho complemento (18,5 millones en los dos últimos años, frente a los 18,2 de la de 2016), y el incremento del número de trabajadores beneficiados (de 60.514 a 62.813), sin olvidar el avance en el pago respecto a los dos últimos años, que se produjeron en julio.

Andrés Cánovas, secretario general de CESM-CV, ha señalado a DM que “en este ejercicio han percibido la productividad alrededor del 80 por ciento de los médicos, una cifra muy similar a años precedentes, pero la realidad es que no es nada incentivadora”. Según él, hay que “apostar por un presupuesto importante para que realmente lo sea”.

Baja en las demás categorías

CSIF también ha manifestado en reiteradas ocasiones -la última, hace un par de semanas, tras la reunión de la Comisión Central de Seguimiento de la productividad-, que la “cantidad es escasa” y debería aumentarse, además de reclamar que el pago debería haberse realizado ya “en la nómina de abril”. También se han manifestado contrarios a la escasa relevancia de la productividad el resto de sindicatos, con CCOO y UGT a la cabeza. La impresión negativa entre el colectivo médico se ve acompañada por los descensos que se aprecian en el resto de categorías: A2 (de 455,13 a 443,69 euros), C1 (de 284,18 a 272,41 euros), C2 (de 212,83 a 207,95 euros) y AP (de 136,55 a 135,11 euros)

The post Valencia aumenta la variable, pero CESM dice que sigue sin ser “incentivadora” appeared first on Diariomedico.com.